Las enfermedades de la próstata se suelen asociar con el envejecimiento del paciente. Este produce molestias en las vías urinarias en los hombres a partir de los 50 años, las cuales suelen deberse al aumento del tamaño de la próstata; a esto se le conoce como crecimiento benigno de la próstata.


Esta es una afección común relacionada a los cambios hormonales que se dan de forma normal en el cuerpo a medida que el hombre envejece. Al hablar de crecimiento prostático benigno es normal que se piense en cáncer de próstata, pero no es una realidad. Sin embargo, es importante aclarar que ambas patologías se pueden desarrollar paralelamente conforme se envejece, así que es de vital importancia consultar frecuentemente a un urólogo para evitar complicaciones.


Síntomas del agrandamiento de la próstata
La gravedad de los síntomas varía de persona a persona, pero suelen empeorar con el tiempo.

Algunos de los síntomas son los siguientes:

Necesidad de orinar con urgencia o con bastante frecuencia

Aumento de la frecuencia al orinar por la noche

Dificultad para orinar

El flujo de la orina se detiene y comienza de nuevo o es un flujo débil

Goteo después de orinar

No es posible vaciar por completo la vejiga



    Otros síntomas que se presentan con menos frecuencia son:

    Orina con sangre

    Imposibilidad para orinar

    Infección de vías urinarias


    Es importante decir que el agrandamiento de la próstata no determina la gravedad de los síntomas. Es posible tener un crecimiento leve, pero con síntomas importantes y viceversa.